Encuesta Nacional de Salud

Desarrollado por: Instituto de Salud Pública Universidad Andrés Bello , Facultad de Medicina
Socios Externos: GFK Adimark
Sede: UNAB Sede Santiago
Año de inicio: 2010
Número de versiones: 8
ODS: Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades
Entorno al que impacta: Sociedad civil
Ámbito de impacto: Nacional
Beneficiarios: -

Este proyecto permite a la UNAB:
  • Desarrollar Investigación Aplicada de interés del medio disciplinar y académico
Comparte este proyecto con tus amigos:
Descripción:

Una medición objetiva al sistema público y privado de salud en Chile

Desde hace ocho años, el Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, ISPAB UNAB, realiza la Encuesta Nacional de Salud, que se ha convertido en un referente a nivel país respecto de la percepción usuaria de nuestro sistema de salud y, por tanto, en una instancia clave a la hora de evaluar el impacto de las políticas públicas y privadas en la materia.

Esta medición tiene por objetivo cuantificar la calidad de la salud en Chile, a través del Índice de Experiencia de Calidad, el Índice de Percepción de Calidad y el Índice de Expectativa de Calidad. Se realiza de manera presencial a mayores de 18 años de las ciudades de Gran Santiago, Gran Valparaíso y Gran Concepción, entre los meses de mayo y junio de cada año.

De acuerdo a los resultados de su octava versión en 2017, el sistema de salud chileno fue reprobado por el 64% de los participantes de la encuesta, siendo las mujeres y los adultos mayores los grupos que más rechazo expresaron en la medición.

Un 61,3% consideró que el sistema de salud es muy demoroso, calificándolo con nota inferior a 4, específicamente respecto al tiempo para obtener hora en un consultorio o centro médico. En tanto, el 63,1% reprobó el acceso a urgencias en el SAPU y un 70,8% al servicio de urgencia de su hospital.

El estudio también midió la percepción de los afiliados de Isapre y Fonasa. Mientras la imagen del sistema privado mejoró, pasando de una nota 3,2 en 2016 a un 4,1 en la reciente medición, Fonasa solo subió dos décimas, de 3,6 a 3,8 en 2017.

La Encuesta Nacional de Salud realizada por el ISPAB constituye un gran aporte para el desarrollo del país, en un área tan sensible como la salud, ya que se ha convertido en un valioso instrumento para que las organizaciones de salud analicen el resultado de las distintas acciones que ellas mismas han impulsado en la materia.

De hecho, en su última versión, la medición ha demostrado que el sistema de salud aún no logra resolver los problemas actuales de los pacientes, principalmente por los tiempos de espera en el sector público y por los altos costos del privado. Con estos resultados objetivos en la mano, se abre la oportunidad de plantear una nueva reforma a la salud, que permita innovar en calidad.