Taller de Natación Inclusiva

Desarrollado por: Facultad de Educación
Socios Externos: Fundacion Miradas Compartidas
Sede: UNAB Sede Viña del Mar
Año de inicio: 2015
Número de versiones: 5
ODS: Objetivo 10: Reducir la desigualdad en y entre los países
Entorno al que impacta: Sociedad civil
Ámbito de impacto: Local - Regional
Beneficiarios: En 2017 participaron 50 niños en situación de discapacidad.

Este proyecto permite a la UNAB:
  • Contribuir al logro de los resultados de aprendizaje contemplados en los perfiles de egreso de las carreras
Comparte este proyecto con tus amigos:
Descripción:

El deporte que abre puertas a la Inclusión

Este 2017 se cumplen cinco versiones del exitoso Taller de Natación Inclusiva, realizado en la sede Viña del Mar de la Universidad Andrés Bello, y que busca integrar, a través de esta disciplina acuática, a niños en situación de discapacidad intelectual.

La iniciativa nació a mediados de 2015, impulsada por la carrera de Pedagogía en Educación Física, sede Viña del Mar, en respuesta al estudio realizado por la Fundación Miradas Compartidas, que concluyó que en Chile las personas con discapacidad intelectual tienen pocas alternativas para desarrollar actividades físico-deportivas.

Una realidad que es importante revertir, si se considera que el deporte puede ser una poderosa herramienta para mejorar la calidad de vida e inclusión de personas en situación de discapacidad intelectual.

Los alumnos de la asignatura electiva “Educación Física Adaptada”, de la carrera de Pedagogía en Educación Física, son los encargados de llevar a cabo los talleres a niños de la Fundación Miradas Compartidas, entidad con la cual la U. Andrés Bello mantiene un convenio desde 2015.

Las clases, realizadas en la piscina del Polideportivo UNAB, sede Viña del Mar, son personalizadas, con una dinámica “un profesor por alumno”, permitiendo hacer frente de forma adecuada a las problemáticas individuales de cada uno de los menores, para mejorar sus habilidades en el medio acuático, tales como la flotación y los estilos de nado.

Asimismo, entrega valores transversales no sólo a los niños, sino también a los futuros profesores que implementan los talleres, por ejemplo, el respeto por el otro, el compañerismo, el trabajo en equipo, la entrega, la disciplina, la tolerancia, la empatía y la igualdad.

De esta manera, los alumnos UNAB adquieren habilidades cognitivas, procedimentales y actitudinales en relación a la discapacidad, abriéndoles con ello, un nuevo campo laboral.

En 2017 participó un total de 46 alumnos UNAB, beneficiando a 50 niños con discapacidad intelectual durante ese año.

Desde su creación a la fecha, 115 alumnos de la Universidad Andrés Bello han realizado estos talleres a un total de 123 niños.