Trabajos Voluntarios

Desarrollado por: Dirección General de Desarrollo Estudiantil
Socios Externos: Gobiernos Regionales, JUNAEB, Municipalidades
Sede: Institucional - Todas las Sedes
Año de inicio: 2008
Número de versiones: 10
ODS: Objetivo 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo
Entorno al que impacta: Sociedad civil
Ámbito de impacto: Nacional
Beneficiarios: 920 personas beneficiadas en 2017.

Este proyecto permite a la UNAB:
  • Contribuir al logro de los resultados de aprendizaje contemplados en los perfiles de egreso de las carreras
Comparte este proyecto con tus amigos:
Descripción:

Jóvenes comprometidos socialmente con su entorno

Los Trabajos Voluntarios de Verano y de Invierno son dos iniciativas impulsadas por la Dirección General de Desarrollo Estudiantil (DGDE), que nacen con el fin de recoger y materializar la inquietud de cientos de alumnos que desean ir en ayuda de los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad.

A través de estos voluntariados, los estudiantes UNAB de las diferentes sedes, viajan a zonas remotas del país que estén en situación de vulnerabilidad, para realizar trabajos en las áreas de la construcción y en el ámbito social.

Entre las principales labores de construcción, destacan la remodelación y mejoramiento de instalaciones y la construcción de juegos infantiles, mientras que en el ámbito social se realizan talleres de capacitación para la comunidad, visitas a los vecinos y actividades deportivas, culturales y recreativas.

En enero de 2017, se realizaron trabajos de verano en Colbún (Región del Maule), Contulmo (Región del Bío Bío) y Las Cruces (Región de Valparaíso), mientras que en invierno se ejecutaron tareas en Coliumo (Región del Bío Bío) y Los Andes (Región de Valparaíso).

Tanto los trabajos de verano como de invierno 2017 estuvieron enfocados en mejorar la infraestructura de las escuelas básicas y otros lugares de interés para dichas localidades, efectuándose una intervención integral en la comunidad. Dichas tareas beneficiaron directamente a niños y estudiantes de educación básica y media de entre 5 y 18 años, pertenecientes a escuelas de escasos recursos de estas cinco comunas. Adicionalmente, fueron beneficiadas sus familias y otros miembros de la comunidad, con rango etario que va desde los 21 a 80 años.

Este tipo de iniciativa no sólo ayuda a disminuir las desigualdades sociales, sino también contribuyen a la formación integral de los estudiantes de nuestra Casa de Estudios, específicamente a través del desarrollo de los valores institucionales, tales como la responsabilidad y el respeto, que constituyen uno de los pilares fundamentales de nuestro Modelo Educativo.

Durante la versión de verano 2017, participaron 185 alumnos y 27 colaboradores de nuestra Institución, cuya labor contribuyó al bienestar de 920 personas. En tanto, en el voluntariado de invierno de dicho año, asistieron 68 estudiantes y 13 colaboradores UNAB, quienes mejoraron la calidad de vida de 345 personas.

Cabe destacar que entre 2013 y 2017 los trabajos voluntarios de verano e invierno han beneficiado a 7.961 personas, participando 1.346 alumnos de las tres sedes de la Universidad Andrés Bello.