Proyecto MetaSUB

Desarrollado por: Facultad de Ciencias Biológicas , Centro de Bioinformática y Biología Integrativa (CBIB
Socios Externos: Consorcio internacional MetaSUB
Sede: UNAB Sede Santiago
Año de inicio: 2016
Número de versiones: 2
ODS: Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades
Entorno al que impacta: Sociedad civil
Ámbito de impacto: Internacional
Beneficiarios: Ciudadanos de Santiago que utilizan el Metro.

Este proyecto permite a la UNAB:
  • Desarrollar proyectos de innovación de interés del medio productivo, público y privado
Comparte este proyecto con tus amigos:
Descripción:

Trazando un mapa de microbios en el Metro de Santiago

El proyecto MetaSUB busca crear un mapa de los microbios existentes en el Metro de Santiago, con el objetivo de entender cómo las personas interactúan y adquieren nuevos microorganismos en el ecosistema urbano, lo que ayudará a mejorar la calidad de vida de las personas en la ciudad, reducir costos de salud pública y desarrollar espacios públicos más inteligentes.

Además, cerca de 1% de los microorganismos que se encuentran en el ambiente son cultivables, por lo que un proyecto como éste también facilitará el descubrimiento de nuevos microorganismos que quizás sean propios de nuestro ecosistema urbano en Santiago, propiciando el desarrollo de potenciales nuevos fármacos.

La iniciativa es parte del proyecto internacional MetaSUB, que en su versión 2017, recopiló muestras en más de 60 ciudades del mundo. Nuestro país participó por segundo año en esta instancia, siendo liderada en Chile por los investigadores del Centro de Bioinformática y Biología Integrativa (CBIB), Eduardo Castro y Juan Ugalde.

Durante el 2017 participaron 10 estudiantes de la carrera de Ingeniería en Biotecnología UNAB, sede Santiago, quienes colaboran en la toma de las 365 muestras y en análisis de datos, en distintas temporadas.  Los trabajos se realizaron en las afueras de las estaciones del Metro de la capital, un medio de transporte que posee un flujo diario de más de dos millones de pasajeros.  Los voluntarios también recopilaron muestras en las cercanías de las estaciones, en sectores de alto flujo de personas, como la Estación Mapocho, el terminal de buses de Pajaritos o el Parque Bustamante.

Los investigadores asociados a este proyecto buscan crear y caracterizar el perfil molecular de cada ciudad, y así, en el largo plazo, contribuir a mejorar la planificación urbana, diseño y seguridad del transporte público, a través de la detección, medición y diseño metagenómico de cada ambiente urbano.

La iniciativa se enmarca en una red global de colaboración, con decenas de instituciones e investigadores a nivel mundial. El proyecto permitirá comparar resultados entre diferentes ciudades del mundo, generar nuevas hipótesis, diseñar nuevos estudios, e incluso puede llevar al desarrollo de nuevas tecnologías y aplicaciones comerciales.