UNAB | ALMEJA

Almeja (Venus antiqua, King y Broderip 1835 y Protothaca thaca, Molina 1782)

En Chile existen varias especies de almejas, las que conforman una pesquería multiespecífica (formada por varias especies), destacando dos de ellas: Venus antiqua, almeja y Protothaca thaca taca o almeja. La primera habita desde el Callao (Perú) hasta Puerto Williams (Chile) y por la costa atlántica hasta Uruguay, sobre fondos arenosos hasta 50 m de profundidad. Prefiere fondos blandos compuestos de grava y arena gruesa, donde vive enterrada. Posee una concha oval oblonga, con una longitud máxima de 8,4 cm. Con tres dientes cardinales en cada valva y un diente lateral anterior, atrofiado sobre la valva izquierda. El seno paleal es profundo y anguloso. Posee estrías radiales y lamelas concéntricas, que le dan un aspecto exterior reticulado.

La taca, por su parte habita entre Ancón (Perú) y el Archipiélago de Chonos (Chile) en playas de arena, en el sector submareal. Su concha es oval redondeada con una longitud máxima de 8 cm. Tiene tres dientes cardinales en cada valva, dos de ellos bífidos (el mediano de ambas valvas y el posterior de la valva derecha). El seno paleal es largo y alcanza aproximadamente la mitad de la concha

Ambas especies son filtradoras alimentándose de plancton y detritus orgánicos. El ciclo reproductivo de almeja muestra su periodo de máximo desove entre septiembre y febrero. La taca, por su parte, presenta sus principales desoves en febrero y entre mayo y junio, para el norte de Chile.

Ambas especies tienen sexos separados y fecundación externa, la que da origen a una larva trocófora que habita en el plancton. En el caso de V. antiqua en laboratorio se ha observado una duración de la vida larval de 30 días, tras lo cual se asientan y metamorfosean.

Al ser parte de una pesquería multiespecífica, sus desembarques se han reportado agregados, es decir el total corresponde a más de una especie, por lo cual es imposible saber la captura por cada una de ellas. No obstante el máximo desembarque corresponde al año de 1988, con más de

43.000 ton. Las almejas son extraídas solamente por pescadores artesanales.

En el Centro de Investigación Marina Quintay, de la Universidad Andrés Bello se ha logrado reproducir de manera controlada a la almeja Venus antiqua, obteniendo juveniles de esta especie.