UNAB | Testimonio de Onésima Riquelme

ACCIONJOVEN: Potenciando a los jóvenes como agentes de cambio

Con el sueño de rescatar y expandir una importante muestra cultural del pueblo mapuche entre los niños, Onésima Riquelme, de 29 años, creó Pichi Newen, proyecto que a través de talleres artísticos y espirituales busca desarrollar el interés de los niños por la espiritualidad, el medioambiente y por el idioma mapudungún.

“La cultura mapuche no se ha dado a conocer de la forma que debe hacerse”, sostiene esta joven, decidida a cambiar ese destino.

La iniciativa ACCIONJOVEN de la Universidad Andrés Bello vio en ella y en su proyecto una excelente oportunidad de emprendimiento, escogiéndola dentro de los 10 ganadores 2013 de este certamen y entregándole el apoyo necesario para lograr el éxito de su iniciativa.

Gracias a ACCIONJOVEN recibí un abanico de conocimiento que no conocía, por ejemplo, antes jamás había escuchado lo que era un modelo de negocio. Recibes herramientas en el ámbito de la gestión o el manejo en público y lo más importante: te entrega una red de apoyo y contacto que te motiva a seguir adelante”, comentó Onésima.

El proyecto ya tiene sus frutos.  A través de talleres espirituales, dictados por un lonko o machi, y de talleres artísticos, con disciplinas como la danza, la pintura y teatro, se ha logrado fortalecer la identidad mapuche en niños que viven en zonas rurales y que no tienen acceso a talleres de esta naturaleza. “Generamos un cambio en la vida de estos niños, en sus formas de entregarse a la gente, de comunicarse.  En su motivación y autoestima”.

Para Onésima Riquelme, es fundamental la existencia de iniciativas como ACCIONJOVEN, que confían en los emprendimientos de muchos jóvenes que sienten la necesidad de aportar a sus comunidades.  “Se escucha la voz de lo que queremos hacer, reconociendo que los jóvenes sí queremos generar cambios y que sí nos importa nuestro mundo”, concluye.